El delfín


el delfín-animales totémicosEl mensaje del delfín es sencillo y humilde, es acerca de algo que hacemos cada día y obviamos fácilmente: ¡Respirar!

Su vida gira en torno a ella ya que tiene pulmones, por tanto no duerme, pero habita el océano y si queda inconsciente, se ahoga.

El delfín no respira por la nariz sino por el espiráculo que ha colocado en su cabeza, el lugar en que en nosotros reside la conciencia. Para ellos respirar es conciencia permanente. Con ello te muestra la importancia de llevar conciencia a tu respiración, un ejercicio sencillo que te ancla al ahora y te libera de la cárcel del pasado. Así llevas luz al inconsciente, porque respirar es un acto involuntario en nosotros y por tanto inconsciente.

El delfín inició su vagar por la tierra pero eligió el océano, porque quiso llevar su constante conciencia diurna a lo oscuro, donde moran las bestias de las profundidades. El océano es el inconsciente porque es profundo, capas y capas de agua transparente que ocultan de tu vista sus secretos. En ese ámbito se defienden con pericia, no necesitan la vista para ello, sino que perciben sus alrededores mediante un sónar que les devuelve una impresión sensorial de lo que ocurre gracias al sonido.

Entonces ¿para qué necesita la vista? Para el ámbito del aire y la luz, para los saltos y los juegos incansables, con ellos percibe su reflejo en el agua cuando brinca y también ve al hombre con el que tiene una fuerte conexión y amabilidad muy especial. Son socialmente muy maduros, tienen capacidad de ayuda y autosacrificio por el bien común, poseen una conciencia despierta también al prójimo, y este es su mensaje: sé consciente de tu interior, ayudándote de la respiración y eso despertará tu conciencia al exterior, a los humanos que te rodean y te dará la energía del entusiasmo, la alegría primordial de tu yo amable que cabalga sobre las olas de la vitalidad y extiende la felicidad por el mundo. 

Después de todo, el oxígeno que proporciona a tus células la respiración te da tu fuerza vital, es energía para vivir, es la potencia con la que se mueve el mecanismo de tu cuerpo. Sin oxígeno tu metabolismo se detiene en minutos, por tanto una buena inspiración abdominal y profunda te da mucha vitalidad y te salva de tí mismo.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *