El Pingüino


El Pingüino es un ave con capacidad de alzar el vuelo que sin embargo, decide permanecer en el ámbito de la tierra y el agua. Usa el gesto de volar para nadar, transforma sus alas en aletas y se metamorfosea en pez como haciendo una involución.

El pingüino desea mostrarte el mal uso que haces de tus capacidades humanas. Simbolizan al respetable ciudadano; caminan en posición vertical de una forma cómica, sin aplomo. Viven todos juntos como en las ciudades, imitando al ser humano, parloteando chillonamente, tomándose a sí mismo tan en serio, pavoneándose, porque no son pez ni mamífero. Entre ellos hay monogamia, se dan besos frotando sus cabezas y picos, y pasean juntos por el vecindario. Cuidan de su cría con dedicación en su nidito de piedra, como honrados ciudadanos de erguido porte y ropa elegante, y la ayudan con paciencia a superar su miedo a nadar, porque ésta bate sus alas como si lo que tuviera que aprender es a volar…

Esta existencia en la materia con alas desaprovechadas los hace vivir la muda como una enfermedad anual recurrente. La muda es natural en todas las aves y se realiza de forma tan gradual, que resulta casi imperceptible. Pero el pingüino lo vive como un drama. Porque usar tus capacidades humanas; tu pensamiento y tu imaginación (tus alas), al servicio de tus emociones y deseos en vez de para algo elevado, trae enfermedad al humano. La enfermedad es una oportunidad de crecer y fortalecerse, es una oportunidad de levedad y libertad. Pero el pingüino no quiere liberar su pensamiento y elevarlo; acaba tan flaco que no puede bucear, y en vez de verlo como la oportunidad definitiva, traga piedras, traga lastre de forma voluntaria, negatividad, oscuridad para volver al ámbito del pez, a lo conocido, como el civilizado ciudadano de aspecto sombrío y serio, atado a tierra, a su rutina.

El pingüino es el espejo donde todos debemos reflejarnos; ¿Qué uso damos a nuestros pensamientos? ¿El de elevarlos por encima de lo propio y ver desde una perspectiva más completa la situación?…Tú tienes la capacidad de desplegar tus alas y ampliar la perspectiva para trabajar para la familia humana en vez de únicamente para ti mismo.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *